Negocio Rentable

¿Puede un negocio sin inversión ser rentable? Desde muchísimo tiempo, los negocios siempre han dependido de una inversión inicial. La mayoría de los negocios más rentables han requerido una minuciosa planificación en términos de costos y ejecución. Es común por lo tanto, concluir que un negocio rentable requiere de cierta inversión. Y suele creerse que entre más alta la inversión más beneficios se pueden conseguir. Pero, ¿es posible que un negocio sea rentable si no se invierte en él?

Negocio Rentable

Qué se debe invertir en un negocio rentable

Cabe mencionar que lo anteriormente mencionado no es necesariamente cierto para todos los casos. Naturalmente, el volumen de la inversión necesaria para iniciar un negocio no garantiza que las ganancias vayan a ser muy altas. Para ser claros, la rentabilidad de un negocio (en el caso de las ventas) depende de dos factores: la probabilidad de la ganancia en relación con la demanda de un producto o servicio y saber cómo llegar a los compradores. A esto hay que sumarle otros gastos como los de materia prima, mantenimiento de local y otros gastos.

Estos factores pueden variar, desde luego, en función del negocio que pensamos ejecutar. Y es por eso que el dinero que usamos para invertir no es necesariamente un factor determinante en estos tiempos.

Un negocio con rentabilidad sin inversión

Como ya hemos visto anteriormente, uno de los factores determinantes de la rentabilidad de un negocio es saber cómo llegar a nuestros clientes. Todo emprendedor ya debería de saber los medios de comunicación convencionales: el medio televisivo, periódicos… etc… Incluso por Internet es muy común la publicidad pagada. Pero si la publicidad es un factor importante… ¿Es posible conseguirla de forma gratuita?

Si empezamos a atar cabos, podremos visualizar en el umbral muchos medios que podemos aprovechar para conseguir publicidad para nuestros productos o servicios: estamos hablando de las redes sociales por Internet.

No es un secreto para nadie cómo se han popularizado estos medios, y lo sencillo que es accesar a ellos y publicar contenido relevante al producto o servicio que ofrecemos. Siempre que ofrezcamos contenido atractivo comenzaremos a ver popularidad en nuestros perfiles sociales como Facebook, Twitter, Youtube, por mencionar a algunos.

Menos gastos = Más rentabilidad

Aunque es posible aprovechar al máximo las ventajas de la publicidad que el Internet nos da generosamente, la rentabilidad puede verse aumentada significativamente si nos evitamos muchos gastos como los de materia prima, arrendamiento de local, gastos de servicios, empleados y un largo etcétera. ¿Cómo es posible?

Reduce tus gastos

Volviendo al medio del Internet, existen muchos servicios y productos que pueden ofrecerse a usuarios de Internet como aplicaciones para teléfonos inteligentes, productos digitales como manuales en diferentes áreas, software, cursos etc… Una vez tienes un producto creado y listo sólo hace falta implementar un método de pago como Paypal o un comerciante minorista como Clickbank. Sólo tendrás que ofrecer y publicitar tus servicios, y una vez que alcanzas una buena popularidad habrás logrado un negocio muy rentable.

Implementar estos métodos no suelen requerir una gran inversión si acaso alguna. Eso sí, como a todo hay que dedicarle tiempo y esmero, y los resultados se verán.